¿Por Qué El Amor Nos Duele?

Si el amor es algo tan maravilloso, ¿por qué nos duele tanto?

“Es doloroso cuando tienes alguien en tu corazón, pero no puedes tenerlo en tus brazos.”

Me acuerdo de mi primer descubrimiento del “amor” – un romance cuando tenía la edad inocente de 10 años. En aquel entonces, cada año nuestra familia de 5 ibamos de vacaciones a la parte norte de la isla sur de Nueva Zelanda.

Para empezar las vacaciones, nos apretujabamos en el coche para pasar 6 horas discutiendo, batallando por tener más espacio y escuchando repeticiones interminables de canciones de Elvis Presley y Willie Nelson (pre-Spotify, móviles y DVDs, los jóvenes eran sometidos a los cassettes audio a gusto de sus padres) hasta que llegabamos a la playa. Allí, pasábamos unos días disfrutando del sol, del mar y de los mosquitos.

Un año allí, encontré a “él”, quien estaba quedándose en el mismo lugar que nosotros. Pasamos un par de días juntos, hablando y riéndonos, hasta el momento mágico, cuando me cogió de la mano. En aquel momento, sabía que a él le gustaba y no me veía solamente como una amiga.

Más tarde esa noche, vimos una película juntos. Después dimos una vuelta por donde se podía escuchar las olas del mar y los árboles fueron iluminados por miles de luciérnagas. Y allí, él me besó.

Nuestros besos románticos iluminados por las luciérnagas fueron interrumpido por los gritos de mi madre. Fui corriendo a nuestro motel y pasé el resto de la noche escuchando sus gritos por haber desaparecido en la noche con un chico desconocido.

Mirando atrás, puedo entender por qué ella estaba preocupada, pero en aquel momento, estaba enfadada con ella por haber arruinado mi noche de romance. El día siguiente, regresamos a nuestra casa y nunca lo vi otra vez. Pero pasé meses, tal vez años, pensando en él, imaginándome encontrándomelo de nuevo, echándolo de menos, escribiéndole cartas, canciones, poemas (todos de una calidad horrible por cierto). Y en general, sintiéndome triste por haber perdido el amor de mi vida.

Con los años, ya he descubierto que él (probablemente) no era el amor de mi vida (pero por si acaso, Chris, si estás leyendo esto, escríbeme!). Pero, las lecciones sobre el amor romántico, aunque tempranas, eran verdaderas.

Uno – los padres influyen mucho en el proceso del amor y no solo en sentido físico como lo hizo mi madre. Dos – el amor nos duele.

¿Por Qué Nos Duele El Amor?

Cuando nos enamoramos, es increíble, es como si tuviéramos super-poderes. Y no es de extrañar – cuando estamos enamorados resulta que nuestros cerebros se llenan de químicos que nos hacen sentir feliz, dopamina, serotonina, endorfinas. Estamos literalmente colocados de amor. El amor nos hace sentir increíbles.

Sin embargo, está claro que la sensación producida por los químicos al estar enamorado no es sostenible para siempre. Si tenemos suerte, la fase inicial de romance se convierte en una relación estable y cariñosa (que produce el químico oxitocina).

Pero si perdemos la fuente del amor, sufrimos el síndrome de abstinencia y nos enfrentamos a la pérdida – y esto nos duele. La industria musical fue construida en gran parte sobre este dolor. Las canciones van directamente a tu corazón (y las que cantas llorando en la ducha) porque expresan el dolor profundo resultante de la pérdida del amor.

El amor es tan maravilloso que puede dolerte simplemente por su ausencia.

¿Por Qué Está Bien Si Nos Duele El Amor (A Veces)?

Hay mucho más que hablar de este tema, incluyendo cómo distinguir entre el amor saludable y el amor nocivo. Pero en este blog, quiero subrayar lo siguiente:

El amor no siempre va a ser de la forma que quieras o en el momento que quieras – y esto es doloroso.

Significa que para estar abierto al amor romántico, necesitas aceptar al dolor también. No quiere decir que debas aceptar el amor que te hace daño, pero tienes que aceptar que el amor conlleva un grado de dolor.

El amor conlleva la pérdida

“No existe el amor sin la pérdida. Es un oferta integral.”

Brad Pitt

El amor siempre conlleva la pérdida. Si amas a alguien, está garantizado que un día vas a perder a la persona que amas. Bueno, a menos que encuentres tu version de Edward Cullen o Bella Swan de “Crepusculo”. En cuyo caso, ¡disfruta de tu amor eterno! Y si él / ella tiene un hermano guapo, ¡dile que me llame!

Que el amor no sea permanente no es una razón por no amar. El amor siempre conlleva la certeza de una pérdida. Por mucho que queramos, nada perdura para siempre.

Cuando el amor no cumple las expectativas

Cuando nuestras expectativas acerca del amor no son cumplidas, causa dolor.

A veces, esto significa que hay que reevaluar nuestras expectativas. Otras veces, simplemente requiere la aceptación de que aunque nuestras expectativas son razonables, no es razonable esperar que siempre vayan a ser cumplidas.

El amor no es un artículo personalizable a medida. No puedes pedir amor en Amazon, comparar las opiniones de los clientes para seleccionar el modelo que deseas y luego exigir que el amor cumpla con todas tus expectativas, o en caso contrario llamar al servicio al cliente y exigir un reemplazo. Tampoco el amor es una especie de poción mágica que satisface todos nuestros deseos y convierte todos tus problemas en felicidad.

El amor es un tipo de energía que se mueve de manera única y hermosa. Podemos trabajar para crear el espacio adecuado para atraer al amor a nuestras vidas, pero no podemos controlar sus idas y venidas.

Y eso está bien. El amor debe ser algo libre, tratar de atraparlo y convertirlo en algo domesticado que viene cuando lo llamas y se queda esperándote, no es respetar la verdadera naturaleza de él.

Apreciar verdaderamente el amor es aceptar que es un regalo. No es algo que se pueda controlar, exigir o moldear de cualquier forma que satisfaga nuestras expectativas.

El dolor es una oportunidad para crecer

Es importante recordar que el dolor no es algo intrínsecamente malo que deberías evitar. Cuando sentimos el dolor, sabemos que algo no está bien. Es una oportunidad para curarnos, aprender y crecer. El dolor es una parte saludable de nuestra evolución, no una razón para evitar el amor.

“La sabiduría no es más que el dolor curado.”

Robert Gary Lee

No Dejes Que El Dolor Cierre Tu Corazón

Una vez aceptas que amar siempre conlleva un grado del dolor y que el dolor es una herramienta para crecer, puedes aceptar que estar herido no es una razón en sí misma para cerrar tu corazón.

El amor es algo increíble y mereces amar y ser amado. No dejes que tus heridas cierren tu corazón, sino permite que el proceso de curarlas te lleve a encontrar un amor aún mayor.💛💛💛

“La herida es el lugar por donde la luz entra en ti.”

Rumi

Comments are closed.

WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: